¿Donde esta el anillo?

Carta Publicada en la Revista Mercurio Cazimi No. 3

Mercurio Cazimi No. 3
Carta Horaria

La consultante extravió su anillo mientras estaba visitando un centro comercial en compañía de una amiga. Iba de regreso hacia su casa en el auto, cuando notó que no lo tenía consigo y recordó que hacía horas se lo había quitado para lavarse las manos; después de ese momento, no tenía ningún recuerdo que le diera pistas sobre su posible ubicación. En medio de su confusión, realizó una búsqueda entre sus pertenencias, pero no lo encontró.

El 12 de marzo de 2022, a las 8:15 pm recibí su solicitud con la siguiente pregunta: ¿Donde esta el anillo?

imagen 1

Comencé el análisis de esta carta, identificando al regente de la hora planetaria que es Saturno, un planeta que está ubicado en un signo de la misma triplicidad que el regente del ascendente, lo cual indica que la carta es radical.

Está representada por el ascendente en Libra y su regente Venus en Acuario, este simbolismo la describe muy bien, es una mujer intelectual, muy estudiosa y dedicada al ámbito académico. En cuanto a su aspecto físico, presenta rasgos característicos de Venus, es una persona bella, físicamente agradable y con un aspecto bien cuidado; por su parte Acuario revela un cuerpo de buena composición y estatura media. Hay que destacar que Venus está en conjunción con Marte, lo que indica que está molesta por la pérdida.

Venus tiene una dignidad menor por faz, parece que la consultante está agotando sus últimas posibilidades para encontrar el anillo y requiere contar con apoyo para ubicarlo. Se expresa en la cuarta casa angular, esta dignidad accidental le brinda capacidad para generar resultados; aunque está al final de su ciclo sinódico y su movimiento está por debajo del promedio, que denota cierta lentitud en sus acciones. Venus está asediada, al estar entre una conjunción separativa con Marte y una cuadratura aplicativa con Urano, mostrando que se encuentra en una situación tensa, en la que siente estrés e incertidumbre sobre las acciones a tomar.

La Luna como co-significadora de la consultante, se encuentra en Cáncer y se expresa en la décima casa, la describe como una persona muy dedicada a su profesión, dada a los vínculos afectivos y que podría tener un apego emocional con el anillo. Como la Luna también señala el punto focal de la atención de la consultante, su posición en esta casa indica que está dirigida hacia los espacios públicos donde lo pudo haber dejado. En nuestra conversación, manifestó una gran confusión, recuerdos difusos y anhelos por la recuperación del objeto perdido, representados por el trígono aplicativo de la Luna a Neptuno y al Sol como regente de la onceava casa.

Por otra parte, el nodo sur está en la segunda casa de sus bienes y pertenencias, su naturaleza no es favorable al ser representativo de la pérdida del objeto; y Plutón es uno de los planetas angulares de la carta, que aspecta por cuadratura al ascendente, mostrando una tensión que subyace en la situación.

William Lilly (1647) indica que “la segunda casa y el Señor de la segunda casa y la Luna, significan los bienes o cosa perdida” (p. 332), por lo cual el anillo está simbolizado por Marte en Acuario y la Luna en Cáncer. Estos significadores presentan las siguientes características:

Marte en 5°04’ de Acuario está peregrino e indica que el objeto se encuentra fuera de su posición habitual, tiene dignidad accidental al estar en una casa angular y se encuentra en conjunción partil con Venus, un planeta del cual se beneficia y que representa a la consultante. Su ubicación en la cuarta casa me llevó a considerar que el objeto podría tener un vínculo especial con su familia. Le pedí a la consultante que me brindara información al respecto y me compartió que, tenía un gran valor sentimental pues se lo había regalado un familiar hace años; adicionalmente mencionó que tenía un diseño poco convencional, con un símbolo celta y una mezcla de tonos azules y verdes iridiscentes que cambiaban según el estado de ánimo de quien lo portaba. Esta descripción me pareció representativa para un anillo en Acuario; por otra parte, la cercanía de Marte a Plutón me llevó a considerar que podría tener signos de desgaste.

Donde esta el anillo

La Luna como significador del objeto tiene dignidad esencial, mostrando que el anillo se encuentra en buen estado y además está angular, este es un factor positivo que sugiere visibilidad y buenas perspectivas de recuperación.

Para identificar en dónde se encuentra el objeto perdido, consideré los aspectos sugeridos por William Lilly (1647) en Astrología Cristiana:

Marte el regente de la segunda casa y Venus, regente del ascendente y significador natural de los anillos (Lilly, p. 354), están en conjunción partil, lo cual indica que el anillo está muy cerca de la consultante. Estos significadores están en Acuario, un signo de aire que sugiere un lugar aireado, amplio o a media altura; su ubicación en la casa cuarta revela que está en el fondo de algo, hacia abajo, en un lugar donde no hay luz.

Marte el significador del anillo está en conjunción con Venus, el significador natural de cosas de mujeres y prendas de vestir (Lilly, p.354).

Saturno el dispositor de Venus y Marte, rige la cuarta casa que representa el lugar donde yace el objeto. Este planeta se encuentra en Acuario, apoyando el testimonio de que el anillo está en un lugar elevado, aireado o a una altura intermedia.

La Luna que es el significador natural de objetos perdidos (Lilly, p. 332) está en la décima casa y sugiere lugares cercanos a la consultante. Su posición en el signo de Cáncer, se refiere a lugares oscuros, bajos, fríos y húmedos; William Lilly asocia este signo con el color verde y rojizo (Lilly, p. 86). Por otra parte, Anthony Louis (2021) menciona que un objeto perdido en signos de agua “puede estar en la parte inferior (…), como en el fondo de una bolsa o cartera” (cap.18).

La parte de la fortuna está en Géminis y su regente Mercurio en Piscis, un signo frío y húmedo, que indica que el objeto está hacia abajo, en un sitio oscuro.

Hay una predominancia de signos de aire y agua, sugiriendo que el objeto está elevado, por encima del nivel del suelo, pero ubicado en un lugar oscuro y hacia abajo.

El último contacto de Venus fue una conjunción separativa con Marte, indicando que posiblemente la consultante olvidó o dejó atrás a su anillo y que su pérdida fue motivada por enojo o impaciencia (Lilly, 321).

Los contactos que realizó la Luna, indican los acontecimientos previos a la formulación de la pregunta. Su último aspecto fue un trígono a Júpiter que se expresa en la quinta casa, mostrando que recientemente la consultante estuvo en espacios de diversión y esparcimiento en el centro comercial; este contacto también sugiere que la pérdida del anillo ocurrió en dicho escenario pues la presencia de Júpiter en Piscis hace referencia a lugares húmedos, con agua, lo que indica que posiblemente la pérdida ocurrió al lavarse las manos. Además, Júpiter rige la tercera casa, lo cual indica que la consultante ha estado pendiente de mensajes, conversaciones y que ha tenido desplazamientos recientes a través de medios de transporte, lo cual concuerda con el contexto proporcionado.

La Luna en el mediocielo es un testimonio positivo de que el objeto puede ser encontrado, ya que ilumina desde el punto más elevado de la carta y denota que el objeto puede ser visto o que está en un lugar que puede ser fácil de ubicar.

Los ángulos están en signos cardinales y aceleran el proceso para obtener resultados rápidos.

Los significadores están en casas angulares, dispuestos a manifestar resultados.

La conjunción entre el regente del ascendente y el significador del objeto, es un testimonio de que el anillo se encuentra muy cerca de la consultante.

Los aspectos que realizará la Luna sugieren que el objeto puede ser encontrado: trígono aplicativo al Sol, trígono a la cúspide de la segunda casa y cuadratura al ascendente.

Resultado

Le indiqué a la consultante que estuviera tranquila porque el anillo estaba muy cerca de ella y había encontrado indicios en la carta de que lo iba a encontrar; le sugerí que buscara detenidamente en los bolsillos de su cartera y de sus prendas de vestir; con mucha paciencia ella realizó la búsqueda, descartando cada uno de ellos.

¡Finalmente lo encontró! El anillo estaba guardado en un bolsillo que tenía una profundidad considerable, en el abrigo que llevaba puesto ese día, el cual era de color verde. Cabe resaltar que, la consultante no recuerda el instante en que guardó el anillo en ese lugar.

Fotografía del anillo encontrado por la consultante

Anillo perdido

Bibliografía

Louis, Anthony (2021). Horary Astrology: The Theory and Practice of Finding Lost Objects. Llewellyn Publications.

Lilly, William (1647). Christian Astrology.

Escrito por: Diana Borda, Astróloga
Carrito de compra